Decapante metal

A la hora de trabajar con decapante para metal primero es necesario saber qué es y para qué sirve. Se trata de una sustancia líquida o en gel que se utiliza para acabar con los restos de pintura o barniz de las distintas tipologías de metales. Además, gracias a sus elementos antioxidantes, este líquido impide la oxidación de la aleación mientras se lleva a cabo este proceso de decapado. Es por ello que cada vez se usa más en gran cantidad de sectores.

Este tipo de decapado es una alternativa al chorro a presión o granallado, ya que al igual que este tipo de métodos o sistemas, la función del decapante se basa en alisar el metal y limpiarlo de otras sustancias, dejando perfecta su superficie para su posterior utilización. Se trata de dos sistemas cuya finalidad es la misma, pero cuya técnica para lograr dichos resultados es diferente.

La aplicación de este tipo de decapante para metal es un aspecto a tener muy en cuenta. Se trata de una sustancia perfecta para ser aplicada en soportes en vertical. Esto se debe al espesor de este líquido y a la ausencia de goteo. Durante la aplicación de este decapado es recomendable usar guantes y agitar dicho producto antes de usarlo. Resulta importante seguir con precaución sus medidas de uso y seguridad.

Una vez hecho esto, se aplica el decapante en cantidad con una brocha y se deja actuar profundamente. Cuando esté ablandada la capa de decapante, ésta se retira con un estropajo o cepillo para más tarde aclarar la superficie de metal con algún tipo de disolvente. Por último se debe dejar secar durante un día. Una vez seco obtendremos una superficie completamente lisa, limpia y descontaminada de los restos de residuos que había anteriormente al aplicado del decapado.

 

h - Decapante metal

 

Call Now Button93 584 31 06